Jardines de la Lonja

 

Frente al Archivo de Indias –memoria viva de nuestra historia común con América– se encuentra una zona ajardinada de reducidas dimensiones: los Jardines de la Lonja.

La denominación que reciben evoca los orígenes del edificio al que anteceden, pues el conocido actualmente como Archivo de Indias fue construido, en el siglo XVI, como Casa Lonja en la que realizar todo tipo de transacciones económicas.

El Consulado de Mercaderes, Consulado de Cargadores a Indias o Casa Lonja de Mercaderes de Sevilla se institucionaliza en 1543 como asociación comercial semiprivada que, junto a la Casa de Contratación, regula el comercio con las Indias.

Inicialmente, aunque el Consulado utilizaba algunas dependencias de la Casa de Contratación, la actividad económica y los acuerdos se establecían en las gradas de la catedral y, frecuentemente, dentro del templo catedralicio.

Con el objetivo de que los mercaderes abandonaran el recinto sagrado, el arzobispado solicitó al rey que creara una lonja en la que se pudieran realizar las transacciones económicas. Felipe II ordenó la construcción de un nuevo edificio junto a la catedral para acoger al Consulado de Mercaderes.

La construcción de la Casa Lonja de Mercaderes comenzó en 1583 siguiendo el proyecto renacentista de Juan de Herrera, que había dirigido la construcción del Monasterio del Escorial. La dirección de obras fue realizada por Juan de Minjares, participando en las fases finales de la misma, ya en el siguiente siglo, Alonso de Vandelvira y Miguel de Zumárraga.

En 1660, en este edificio, Bartolomé de Esteban Murillo y Valdés Leal –entre otros pintores de reconocido prestigio– fundan la Academia de Bellas Artes para fomentar la enseñanza de las Bellas Artes en Sevilla. Ubicada en la Casa Lonja, la escuela de pintura estuvo funcionando hasta finales del siglo XVII.

Posteriormente, el edificio fue habilitado como casa de vecinos, aunque en el mismo permanecía una Diputación del Comercio.

En 1785 Carlos III decide crear un archivo central en el que reunir toda la documentación referente al Nuevo Mundo, hasta entonces dispersa en archivos de Simancas, Cádiz y Sevilla.

La Casa Lonja se convierte en Archivo General de Indias y, para satisfacer las nuevas necesidades, es remodelada bajo la dirección del arquitecto Lucas Cintora, construyéndose varios kilómetros de estanterías con madera de caoba y de cedro macho procedente de Cuba. Aunque convertido en Archivo, una Cámara de Comercio permaneció en el edificio hasta los años setenta del pasado siglo.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, el Archivo de Indias es el mayor centro documental de la actividad de España en América. Es, por ello, lugar esencial para la investigación de la historia de España y la de América, con documentos originales del descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo, de las instituciones políticas indianas, de la historia de los pueblos precolombinos, de los intercambios comerciales, de los problemas y nuevas soluciones en el tráfico marítimo. Con escritos autobiográficos de Colón, Magallanes y otros personajes históricos, en el Archivo se conservan más de 43.000 legajos, 80 millones de páginas de documentos originales y más de 8.000 mapas y dibujos del continente americano.

Los jardines que anteceden al Archivo se crearon en 1928, durante la remodelación urbana impulsada por la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929.

El jardín se estructura en torno a una fuente de planta octogonal que está presidida por dos delfines entrelazados que actúan a modo de surtidor central, escoltados por cuatro surtidores periféricos formados, originalmente, por animales marinos que, tras su desaparición, no han sido repuestos. Cuatro pedestales coronados por esculturas de león enmarcan la fuente.

Actualmente, en este ajetreado espacio de 1.231 m2, crecen naranjos, palmeras canarias, washingtonias, yucas, granados, árboles de Júpiter, durantas, durillos, un magnolio, una jacaranda, un pitosporo en forma arbórea, mirtos formando setos, con clivias y cintas dentro de los parterres.