Dársena de Batán
Un poco de historia

En proyecto

En 2017 se aprueba la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permite cambiar la calificación de los suelos portuarios para su uso como zona comercial y de ocio haciendo factible, de esta forma, el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y el Puerto de Sevilla en 2016.

Son 46 hectáreas de terrenos portuarios, suelo industrial que tras recalificarse se distribuirán de la siguiente manera:

- Una parcela paralela al río de 9 hectáreas para zona verde y equipamientos (sin especificar la extensión del nuevo parque).

- Aproximadamente 7 hectáreas para viario.

- Una zona de 11 hectáreas para uso terciario (comercios, hoteles, oficinas), en el que se desarrolle probablemente Sevilla Park (proyecto de crear el mayor centro comercial de Andalucía y el mayor auditorio multiusos de toda Europa).

- Y 19 hectáreas para usos industriales, logísticos y portuarios.

El desarrollo del proyecto implica el traslado de los depósitos e instalaciones de la empresa de hidrocarburos CLH a otra zona portuaria, previa descontaminación de la parcela en la que se asienta actualmente.

La recalificación del actual suelo industrial a usos terciarios, de equipamientos y zonas verdes (que supone modificar el Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla) va a permitir que la ciudad recupere esta margen del río para el uso público. Es un paso más en la transformación de los terrenos portuarios de Sevilla, pero se pierde más del 50% de suelo industrial que habrá que desarrollar en otras zonas de la ciudad.

La tramitación de este proyecto se prolongará, al menos, hasta 2019.